Verano Verano Verano Verano

Image

Pasó la locura del fin de año. El calor agobiante cedió un poco. Los cortes de luz nos pusieron en jaque y, con viento a favor, las vacaciones llegaron con su tradicional clima de verano.

Transitar enero en la ciudad de La Plata tiene su encanto. De vacaciones o no, el tránsito en las calles cede durante el día, las noches invitan a salir por los alrededores y la cercanía con la costa argentina nos hace esperar el fin de semana para hacernos una escapada, allí donde el verano parece asentarse.

Combinar el encanto de la ciudad con poca gente en la semana y la frescura de las playas durante el finde es algo bastante sencillo de lograr. Nos separan apenas unas 3 ó 4 horas de la costa argentina donde poder chapotear en el mar. Basta con hacerse un lugarcito en algún auto de una amiga dispuesta a salir para la costa con un bolsito de mano o prever la compra de un pasaje ida y vuelta en algún micro que haga el recorrido de las playas más pequeñas.

Muchos platenses tienen una conexión especial con San Bernardo donde habitan los adolescentes; algunos jóvenes eligen Villa Gesell por su movida diurna y nocturna; los mayores optan por los bosques de Pinamar, Cariló o Mar de las Pampas; y no hay familia que se resista a un paseo por la imbatible Mar del Plata… ¡Quién no se ha dejado tentar por las playas del faro y de Punta Mogotes!

Para los que no desean salir más que en el día, en menos de dos horas se llega a las lagunas del interior de la provincia y Chascomús es la reina, donde podés acampar y premiarte con un asadito, práctica que se ha vuelto una atracción durante todo el año.

Y si tu bolsillo no te deja ir muy lejos, un paseo por la Costanera de Punta Lara, una reposera en el Parque Ecológico, un picnic en los jardines del Club o un chapuzón en la pileta de un vecino, te recargará las pilas semana tras semana.

¡Venga amigos! A disfrutar del verano 2014, en el mar y en la ciudad, y llenémonos de energía solar porque ya sabemos que luego el invierno es muy muy muy largo…  ¡Disfruten!

FIN DE SEMANA: TERRARIUMS

Imagen

¡El sol salió y el aire libre llama! Con unos frascos viejos, un poco de tierra del jardín, algo de arena de la obra de enfrente, unas piedritas del camino -o lo que encuentres en el vivero de tu barrio-, y una cuidadosa poda de tus suculentas, tendrás actividad al aire libre para tomar sol y oxigenarte durante el fin de semana.

La moda de las plantas cactáceas y suculentas ha llegado también a estas húmedas latitudes y son hermosas también para decorar tu casa, quincho o escritorio. Armá los terrariums combinando dos o tres especies diferentes.

Antes de pensar en comprar, te invitamos a mirar esta guía online de cactáceas y suculentas que se encuentran en Argentina. Tal vez convives con una de ellas y no necesitas ir al vivero.

Las chicas de SRITATILO hemos puesto nuestras manos a la obra. Compartiremos nuestras fotos en la semana.

¡Pasá vos también un fin de semana con la manos en la naturaleza y mostranos en nuestro Facebook cómo te quedaron!

La primavera y SRITATILO te invitan…

(¡Y no olvides ponerte protector solar!)

Etiquetado , , , , ,

Y el ganador es…

libros

(Clickea en la foto y en View Results encontrarás las votaciones)

No hay respuestas correctas ni incorrectas. Hay respuestas. Y el 31,58% de los que respondieron a SRITATILO sobre los libros viejos, coincidieron como mayoría, en que los leerían si alguien se los recomendara. Y en la recomendación entra el conocimiento: del libro y de la persona que vaya a leerlo.  Cuando uno recomienda, lo importante es analizar si ese libro que a nosotros tanto nos gustó o no, puede gustarle tanto o no a quien se lo recomienda. Este acto de por sí es integrador. Invita a la charla. Amerita el intercambio de opiniones. E implica un después para cerciorarnos de si la recomendación estuvo a la altura de las expectativas… o si fue un fracaso desde el capítulo 1. En ese caso, será otra oportunidad para seguir el debate y conocer en mayor profundidad esa obra… y esa persona.

Cuando decimos “libros viejos” nos referimos a su edición. Sabemos que las historias no tienen edad. Que hay edición y reedición y reedición de un libro, tantas veces como sus derechos sean renovados o comprados por casas editoriales, tantas veces como se ponga de moda la historia o su autor, tantas veces como cambie la tecnología, tantas veces como el mercado lo demande. Estos libros que SRITATILO tiene en su poder, son viejos. Viejos por el uso. Viejos por el paso del tiempo.

Esta encuesta nos ayuda a pensar qué hacer con estos libros viejos, ejemplares rescatados de un depósito que debía ser desalojado, obras que desearíamos que sigan circulando para no terminar abandonados en una biblioteca, siendo alimento de hambrientas polillas. Y en esta encuesta, en orden de más votos recibidos, le sigue la respuesta que demuestra costumbre: la costumbre de seguir leyendo sobre papel.

Quienes tienen I Pad o e-books desde donde leer, se han vuelto algo fanáticos de las ediciones especiales para estos dispositivos móviles, aunque en ocasiones, tratándose de casos que no ofrecen experiencias aumentadas -entendiendo a la experiencia extra como la derivación desde una nota hacia una galería fotográfica, un video, una animación o un link-, la experiencia de cambiar de página de papel, poner un hermoso señalador y aflojar sus páginas con el uso, es imbatible.

En el caso de los libros viejos, también resulta atractivo descubrir el diseño de sus tapas o su tipo de encuadernación. Estudiosos de las artes visuales pueden encontrar allí, claros exponentes del diseño de cada época. El año en que fue editado, las marcas en sus hojas y hasta las dedicatorias en su primera página en blanco, son también una cualidad propia del papel que bien podrían ser las “experiencias aumentadas” de la lectura de un libro viejo.

En estos casos mencionados, la curiosidad está estrechamente ligada. Y curiosamente, en la encuesta, la curiosidad del lector se lleva el 15,79%. Por debajo del nombre del autor.

El autor es importante. Por su estilo. Por su ingenio. Por su reflexión. Por su habilidad de enlazar palabras y crear o recrear mundos reales e imaginarios. Más aún si no es fácil encontrar sus obras editadas recientemente. Eso le otorga un valor extra al libro viejo. Muchas veces, podría ser considerado un “coleccionable”. Como la figurita difícil del álbum o el muñequtio Jack que te faltaba.

Con estas vagas reflexiones sobre la finalizada encuesta, SRITATILO se dispondrá a desarrollar una acción que permita que estos libros circulen pero para ser leídos. Iremos publicando novedades al respecto en las ediciones que vayamos haciendo de esta revista, por ahora blog o work-in-progress.

El sentido de todo libro es ser leído. Eso creo. Eso sentí. Cuando vi tantos ejemplares en un depósito oscuro, listo para ser desalojado y -tal vez- demolido.

Sabemos que hay tantos libros buenos y tantos libros malos como gustos y criterios hay en el mundo. En lo que sí podríamos estar de acuerdo es en que una buena historia, despierta emociones hermosas. Y una mala historia, genera un debate divino.

Hagamos circular esas historias. Y tengamos muchas cosas interesantes de las cuales hablar.

¡Gracias a todos por participar! En los próximos días, anunciaremos el ganador del libro prometido en nuestra página de Facebook. ¿Te gusta?

Etiquetado , , , ,

PREGUNTAS CON RESPUESTAS

Imagen

La curiosidad de SRITATILO continúa hasta este lunes 4 de noviembre. ¿Todavía no respondiste a la encuesta? Encontrala dos posteos más abajo, aquí nomás. Las respuestas le ayudarán a decidir la mejor manera de hacer circular libros muy interesantes de leer, que por su estado de uso han sido abandonados. Autores reconocidos, historias diversas y fascinantes que merecen ser leídas una y otra vez. Esperamos tu respuesta. ¡Más aún la Srita. Tilo, poseedora de una curiosidad extrema!

¡Gracias por participar, por compartirlo en las redes sociales y por ayudarnos con este work-in-progress!

Seguinos en Twitter (@SritaTilo) y date una vuelta por nuestro perfil de Facebook (https://www.facebook.com/sritatilo)

Etiquetado , ,